Con el fin de favorecer las condiciones orientadas a preservar la calidad de los alimentos que se comercializan en la Central de Abastos y prevenir las enfermedades por contaminación de los mismos, la Corporación de Abastos de Bogotá promovió la construcción de una Estación de Bombeo de Aguas Servidas la cual se encuentra ubicada en la zona arbórea contigua a la puerta de acceso N° 1 (ingreso principal).

Esta obra garantiza la fluidez de las aguas residuales para evitar taponamientos e inundaciones en las redes y vías de la misma que puedan comprometer la salud de los ciudadanos en general y la inocuidad alimentaria en los locales.

Según el ingeniero Gustavo Díaz, gerente técnico de Covial “La obra es necesaria en la Central de Abastos debido a que las redes subterráneas de la misma, tienen unas pendientes mínimas de acuerdo con la norma. Sin embargo, durante la obra objeto del contrato N°070-2005, se evidenció que las precarias tuberías existentes no cumplían con la norma técnica. De esta forma y para cumplir con la normativa, se hace necesario regularizar todas las pendientes de las redes de la Corporación, elevando esa cabeza hidráulica”. La construcción de esta obra se llevó a cabo de forma subterránea, en una profundidad de 8 metros bajo el nivel de la vía. Lo único que se va a observar en la superficie, dijo, es una pequeña caseta en la zona arbórea, sin afectar la estética ni el medio ambiente en las zonas verdes.

Sostuvo el ingeniero Díaz, que la función de esta Estación de Bombeo es elevar y transportar el caudal de agua a una altura hidráulica, para que posteriormente siga funcionando por gravedad y se pueda entregar en debida forma el agua a la red de acueducto y alcantarillado de Bogotá, con lo cual el beneficio no solo está al interior de la Central, sino que además se extiende a los Bogotanos.

Precisó el Ingeniero que la Concesionaria Covial tiene un compromiso ambiental con toda la comunidad de Corabastos y pidió a comerciantes, visitantes, contratistas y demás grupos de interés de la Central sumarse al mismo, con el fin de preservar los equipos de bombeo. “lo más importante es que los usuarios no arrojen desechos sólidos en los drenajes, que puedan afectar las bombas de succión. Toda vez que los elementos extraños pueden obstruir las aspas que efectúan la elevación de las aguas y permiten que la bomba lleve el agua a donde la necesitamos” añadió el ingeniero.