En un proyecto de infraestructura como el que se llevó a cabo en Corabastos, las mejoras físicas tales como  pavimentos, redes subterráneas y espacio público son tangibles, por esa razón su reconocimiento en cuanto a diseño, estructura, arquitectura y geometría son fácilmente evidentes al revisar la obra resultante.

De igual manera los beneficios se reflejan en un manejo confortable, vías seguras, rápida evacuación de aguas lluvia, espacios verdes y zonas peatonales agradables. Todo ello en especial si se tiene en cuenta que antes de la intervención de Covial en Corabastos se presentaban inundaciones, hundimientos e incidentes que incluían volcamientos de vehículos dado el estado precario de la infraestructura vial.

Sin embargo uno de los complementos necesarios para lograr una concesión exitosa, tal como es el resultado en Corabastos, es la transparencia en el recaudo, la debida gestión de operación y el riguroso mantenimiento para lo cual se requieren herramientas que faciliten la administración, el intercambio de información y control.

12.000 Vehículos, en promedio, ingresan diariamente a la Central de Abastos.


Desde luego, para atender rigurosamente los servicios de la concesión en cuanto al mantenimiento de infraestructura, manejo y control del medio ambiente, operación y seguimiento al tránsito, recaudo del ingreso diario y atención de peticiones quejas, reclamos o incidentes en las vías, se requiere, no solo el intercambio de dicha información, sino además, el orden de datos actualizados, fidedignos y procesados.

El suministro de esos datos o información, hace parte del trabajo silencioso de la Gerencia Operativa en Covial. Para lograrlo es necesario contar con una plataforma lógica y física que permita la tecnología avanzada con las unidades o casetas físicas de recaudo del ingreso diario; en ellas hay dispositivos del última tecnología que nos son visibles a los usuarios, puesto que están ubicadas en el segundo piso de las mismas. Dichos dispositivos sumados a las aplicaciones especializadas permiten el registro de todas las transacciones, que llevan a cabo nuestros visitantes al momento de pagar, y controlan de forma general la operación, para asegurar que el total de vehículos que ingresan a la Central paguen lo establecido según su categorización.

A todo ello se suman otros componentes tales como el software de identificación de placas, los controles electromecánicos de salida, semáforos, cámaras del circuito cerrado de televisión, plantas eléctricas y sensores, entre otros, que acompañan la transacción y aseguran que los vehículos sean categorizados de forma correcta, según lo dispuesto por la Corporación de Abastos en el Contrato de Concesión, puesto que  los graban para contrastar el debido cobro en los aforos que se practican diariamente, expiden los recibos de pago e informes de recaudo y garantizan la confiabilidad de las cuentas y el dinero que es depositado en la entidad fiduciaria.

Esta plataforma respalda la transparencia que Covial promueve, sumada a la obra de infraestructura que es una realidad palpable. Gracias a ello se consiguió aumentar la confianza entre los visitantes en vehículo a la Central Mayorista permitiendo así registrar ingresos vehiculares crecientes desde la entrega de las obras.

 Fuente SIGIR de Covial

El ingeniero Harold Andrés Ortega, gerente operativo, de la Concesionaria Covial S.A., le explicó al El Fruto las bondades del SIGR: “El Sistema Integral de Gestión de Infraestructura y Recaudo (SIGIR) es un software que permite de forma eficiente tener en detalle el seguimiento y control de la infraestructura de la malla vial de Corabastos y en general de las redes, el recaudo, las casetas, la señalización vertical y horizontal”.

Dicho sistema consolida los aspectos físicos de la obra, tales como la memoria de construcción de cada una de las 18.465 losas construidas, las rutas críticas de mantenimiento junto a los insumos utilizados y las estadísticas de las patologías encontradas. De igual forma en cuanto a la plataforma tecnológica el sistema tiene un módulo especial para soportar las transacciones de recaudo, el cual está dispuesto en cada caseta con pantallas táctiles de última generación; además controla los siete días de la semana 24 horas al día en tiempo real, el funcionamiento de cada una de las puertas, casetas, talanqueras y demás elementos electromecánicos.

Según el ingeniero Ortega, los principales beneficios de este Sistema Integral de Gestión, son:

  • 1

    Registro Completo

    Consolidación de un registro completo, así como trazabilidad general de las actividades de mantenimiento en la plataforma tecnológica y la infraestructura vial de la Concesión.

  • 2

    Tiempo Real

    Permite revisar en tiempo real el estado de las redes, las vías, la señalización y el espacio público.

  • 3

    Seguimiento

    Lleva a cabo seguimiento a todos los procesos de control y operación de recaudo, lo cual garantiza nuestro servicio y funcionamiento, según los horarios en cada caso, 24 horas los 7 días de la semana.

  • 4

    Programar

    Permite programar eficientemente las actividades de mantenimiento vial y además deja evidencia estadística y fotográfica del estado inicial de las vías (antes), del momento de actividades propias de mantenimiento (durante) y el resultado de la intervención (después).

  • 5

    Porcentaje de Daños

    Establece en tiempo real, el porcentaje de daños que hay en la central para así hacer más eficientes y oportunas las intervenciones o actividades de mantenimiento.

Cabe resaltar que este Sistema es una iniciativa de la Concesionaria Covial, no es un requerimiento contractual, pero la herramienta permite un seguimiento minucioso de cada elemento que forma parte del proyecto para su buen funcionamiento”, añadió el ingeniero.

Hoy la Corporación cuenta con cuatro plantas eléctricas perfectamente sincronizadas para entrar en funcionamiento ante los cortes de energía, que son frecuentes en la zona de Kennedy,  y un anillo de fibra óptica que la rodea la central, y desde luego, mantiene la conexión en línea con los puntos de recaudo y las herramientas periféricas que surten de información al sistema denominado SIGIR.

Gracias al SIGIR y a la optimización de las necesidades de intervenir algunas zonas, de manera recurrente o inmediata, considerando el deterioro físico real de cada vía, se logra promover anticipadamente la socialización a los grupos de interés de cierres viales, se establecen los desvíos que salvaguardan la transitabilidad vial y se favorece la actividad del comercio en la Central al evitar interrupciones no priorizadas.